ELEGIR GASOLINERA, REVISAR LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS O NO APURAR EL DEPÓSITO SON ALGUNOS HÁBITOS QUE AYUDAN REDUCIR EL CONSUMO DE GASOLINA

Con la llegada del verano aumentan los desplazamientos en coche y con ellos el gasto en carburante. Por eso hemos elaborado una lista de consejos que pueden ayudar a reducir el presupuesto de combustible en las vacaciones.

  1. Comparar precios

En una misma ciudad existen diferencias de precio entre unas gasolineras y otras. Existen Apps que ayudan a comparar cuánto cuesta la gasolina en cada una de ellas.

  1. Repostar a principio de semana y/o días después de la operación salida

Las estaciones de servicio y las empresas petroleras fijan los precios en función de la demanda. Es por ello que habitualmente los lunes suelen ser los mejores días para llenar el depósito, ya que el fin de semana, con el incremento de tráfico aumentan también los precios. Esta misma situación se puede aplicar también al inicio de la operación salida, por ello es mejor esperar unos días para repostar más barato.

Gas station isolated on white background. 3D render.

  1. No cargar el coche demasiado

Una vez que lleguemos al destino, es recomendable aligerar la carga en el vehículo, ya que el peso afecta a la aerodinámica del coche haciendo que aumente el consumo. Con lo cual, cuanto más ligero de equipaje vaya, menos gasolina consumirá.

  1. No apurar el depósito

No es conveniente apurar al máximo el combustible de nuestro vehículo para evitar que la suciedad que pueda contener el depósito llegue al motor. Llenarlo antes de que baje de la mitad reducirá la cantidad de aire que contiene, factor que favorece enormemente a la evaporación del carburante. Y por otro lado, cuando el nivel es muy bajo la bomba puede succionar con más facilidad la suciedad acumulada en el fondo.

AHORRARGASOLINA

  1. Aparcar a la sombra

Además de que al volver al coche resultará más agradable, cuando éste está aparcado a la sombra se reduce también el consumo de combustible. Con una temperatura más baja, el climatizador debe hacer menos esfuerzos para alcanzar la temperatura óptima y se reduce además la evaporación del combustible en el depósito.

  1. Revisar la presión de los neumáticos

Obviamente la seguridad es el primer motivo por el que hay que circular con la presión correcta en los neumáticos. Pero además este factor también ayudará a reducir el consumo, puesto que cuando están desinflados aumenta su rozamiento con el asfalto y, por tanto, el motor necesita más esfuerzo para vencer esa resistencia. Con una presión insuficiente, el consumo se puede llegar a incrementar hasta un 20%.