2015 fue un año de crecimiento para el sector de las estaciones de servicio. Y es que el número de estaciones de servicio en nuestro país aumentó un 2,2%, hasta alcanzar un máximo de 10.947 establecimientos, con 235 nuevas gasolineras en funcionamiento. Pero el crecimiento no ha sido igual en todos los tipos de establecimientos. Los operadores mayoristas no tuvieron tanta suerte y disminuyeron sus gasolineras.

El incremento se debe principalmente a las nuevas instalaciones de operadores independientes y a las integradas en hipermercados y supermercados, según los datos que recoge la Memoria de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP).

Buenos tiempos para las estaciones de servicio de marcas independientes

Durante el año pasado el número de gasolineras de marcas independientes creció en 270, llegando a contabilizarse 2.400 estaciones de servicio de este tipo en España. Se abrieron además 18 nuevos puntos de suministro ubicados en híper y supermercados hasta alcanzar los 341. También aumentaron las cooperativas de venta al público, llegando a las 575.

gasolinera2

Por el contrario, el número de estaciones de servicio de operadores mayoristas cayó un 0,88%, hasta las 7.631. En este caso, si analizamos las grande marcas, Repsol cuenta con el mayor número de estaciones de servicio en el país, con un total de 3.544, seguida de Cepsa, con 1.512, BP (629), Galp (575) y Disa (552).

Aumenta la demanda de combustible

El crecimiento de puntos de suministro de carburantes, vino también acompañado de un aumento en la demanda de combustibles de automoción. En concreto se llegó a los 26 millones de toneladas en 2015, lo cual significa un incremento del 3,4%  respecto a 2014. El repunte en la economía y el aumento de desplazamientos en coche son algunos de los factores clave que han influido en este incremento de demanda.

Por último, destaca el hecho de que el 82 % del combustible repostado en las gasolineras de España fue gasóleo auto, mientras que la gasolina sólo representa el 18% del total.