UNA CONDUCCIÓN EFICIENTE GARANTIZA PROTEGER MÁS EL COCHE Y EL MEDIO AMBIENTE

 

El transporte es el responsable de quemar más del 60% del petróleo que se consume en España. Es por ello que los conductores deberían comenzar a plantearse una conducción más eficiente. Si bien es cierto que los vehículos han logrado mejorar en cuanto a consumo y eficiencia y que la calidad de los combustibles también ha aumentado, aún queda mucho trabajo por hacer para adaptar la forma de conducir a los nuevos tiempos y utilizar el automóvil de manera más respetuosa con el medio ambiente.

coches

Aquí van algunos consejos para ahorrar hasta un 15% de carburante conduciendo de forma eficiente:

  1. Conducción suave y sin acelerones. Así se consigue ahorrar combustible y se evita desgastar prematuramente elementos como los discos o las pastillas de freno. También es aconsejable utilizar la primera marcha tan solo unos segundos al empezar a circular, puesto que la primera marcha en velocidades lentas aumenta el consumo de combustible.
  2. Comprobar la presión de los neumáticos. Una presión inadecuada repercutirá tanto en la seguridad como en el consumo.
  3. Evitar las sobrecargas, ya que influyen en la aerodinámica del coche y esto a su vez causa un aumento de consumo de combustible.
  4. Conducir a una velocidad adecuada. Al conducir por debajo de 50 Km/h es mejor evitar el aire acondicionado y llevar la ventanilla bajada. En cambio, si se circula en carretera por encima de 50 km/h., se ahorra más conectando el aire y cerrando las ventanillas.
  5. Deceleración. Es aconsejable levantar el pie del acelerador y dejar siempre la marcha engranada, sin poner el punto muerto con el coche en marcha, ya que se consigue ahorrar combustible.