Se trata del hardware necesario para realizar la gestión de efectivo de forma segura y eficiente. Actualmente se pueden instalar en cualquier tipo de negocio, aunque es habitual verlos en farmacias, centros comerciales, gasolineras o panaderías, entre otros.

Estos cajones se crearon para mejorar la gestión del efectivo, puesto que evita que los empleados tengan que manipular el dinero. Hoy en día, gracias a que su gestión es totalmente automatizada, ofrece una serie de ventajas que implican más seguridad, mejor control y mayor higiene, entre otros aspectos.

Ventajas de los cajones automáticos

  • Arqueo automático

Permite evitar los errores humanos, tanto de empleados como de clientes. Los cajones automáticos registran la venta por su importe, después el cliente o el empleado introduce el dinero en el cajón y éste procede a contarlo, almacenarlo y devolver el cambio exacto. Esto asegura el cuadre de caja y optimiza el proceso de recaudación final de cada turno.

  • Evita el fraude

Los cajones automáticos detectan y rechazan los billetes y monedas falsos, con lo que se evita este tipo de fraude.

  • Mejora la seguridad

Los cajones automáticos no se abren en cada transacción, a diferencia de los cajones tradicionales. Esto dificulta los posibles robos o hurtos. Por otro lado, disponen de control de las retiradas de efectivo por niveles de responsabilidad. Ambos aspectos suponen un aumento en la seguridad, tanto para los empleados como para los clientes.

  • Higiene

Gracias a los cajones automáticos, los empleados que manipulan género en los establecimientos no tienen por qué tocar el dinero de los clientes, lo cual supone una mejora en la higiene, fundamental en aquellos negocios dedicados a la venta de productos alimenticios, la hostelería o productos relacionados con la salud.

  • Mejor eficiencia

Al realizarse las operaciones de entrega y devolución de efectivo de forma automática, la devolución de los cambios se produce de forma más rápida y precisa, cosa que implica una ventaja tanto para el cliente como para el empleado.

Alvic Cashlogy

Alvic dispone de un modelo de cajón automático destinado, principalmente a las estaciones de servicio. Se trata de Alvic Cashlogy, la solución ideal al método de pago en efectivo en estaciones de servicio, que permite una gestión segura del dinero sin que se produzcan pérdidas o errores.

Alvic Cashology incorpora un sistema modular con máxima accesibilidad que permite el pago automático efectuado por el cliente o por el vendedor.

Una de las ventajas que ofrece esta solución es que facilita la consulta del efectivo de caja on-line. Por otro lado, en cualquier momento deseado se puede realizar el arqueo automático de caja.

La caja de recogida de billetes tiene capacidad para 500 billetes y es la solución ideal para entornos que necesiten segurdad adicional en el proceso de transporte de los billetes hasta la caja principal o Backoffice.

La seguridad viene reforzada con 4 llaves d acceso, más una llave adicional en modelos con Stacker de seguridad.