¿EN QUÉ CONSISTE EL PROCESO DE REFINACIÓN PARA OBTENER ESTE COMBUSTIBLE DEL PETRÓLEO? 

A pesar de que los coches eléctricos están en los últimos meses muy de moda, lo cierto es que a día de hoy la gasolina continúa siendo de vital importancia en nuestro mundo.

Así que vamos a conocer mejor de dónde viene este combustible. La gasolina es uno de los principales derivados del petróleo, una mezcla de hidrocarburos (moléculas de carbono e hidrógeno) que tiene su origen en la descomposición de organismos vegetales y animales, que se han ido acumulando bajo altas presiones y temperaturas en el fondo del mar y lagos a lo largo de millones de años.

El procedimiento empieza con la extracción del petróleo crudo, que o bien se puede derivar a los buques para exportarlo o bien se lleva a las refinerías, donde se separan los tipos de hidrocarburos que lo componen. A partir del petróleo refinado se obtiene gasolina, que principalmente se utilizará como combustible, de hecho es el más utilizado para los motores de combustión interna que mueven la mayoría de los automóviles y otros sistemas de transporte.

La trasformación del petróleo en gasolina

Pero ¿cómo se consigue que el petróleo se transforme en gasolina? El proceso comienza en una torre de destilación de una destilería. Lo primero que  hay que hacer es calentar el petróleo y a medida que va subiendo la temperatura, se van desprendiendo los compuestos que tienen menos átomos de carbono en sus moléculas (y que son gaseosos). El siguiente paso es la vaporización de los compuestos líquidos, que también se separan, y así, sucesivamente hasta obtener las diferentes secciones.

Oil and gas industry - refinery - factory - petrochemical plant

A unos 300º C empiezan a licuarse los vapores del gasóleo pesado, 200º C el gasóleo ligero, la kerosina a 175º C, después la nafta y por último a 100º C, la gasolina y los gases combustibles que salen de la torre de fraccionamiento todavía en forma de vapor. Esta última fracción se envía a otra torre de destilación, donde se separan los gases de la gasolina.

Con las demandas cambiantes del mercado y los nuevos productos que han ido apareciendo, las refinerías se han ido adaptando a los cambios y han desarrollado diferentes procesos de refinación del petróleo. Por ejemplo, cuando aparecieron los motores de combustión interna las refinerías básicamente se encargaban de producir gasolina, aunque las cantidades que se derivaban de la destilación eran insuficientes para satisfacer la demanda de los consumidores. Las refinerías tuvieron que buscar otras formas de producir más gasolina y de más calidad. Se desarrollaron entonces los procesos de refinación del petróleo de dos formas: rompiendo grandes moléculas de hidrocarburos pesados y remodelando o reconstruyendo las moléculas de hidrocarburos.

Una vez que la gasolina sale de la refinería, se transporta a depósitos donde deben cumplir un período de almacenamiento obligatorio. Posteriormente, el combustible se traslada a las estaciones de servicio, donde finalmente se venderá a los usuarios.

Actualmente se está investigando la forma de obtener otros combustibles con un nivel de contaminación más bajo que acabe también con el problema de la escasez de petróleo. Pero en la actualidad, la gasolina continúa siendo el motor principal de varios sectores económicos a nivel mundial.