¿DE DÓNDE PROCEDE EL PETRÓLEO?¿QUÉ COMPONENTES TIENE? ¿CUÁLES SON LOS CARBURANTES QUE SE OBTIENEN DE ÉL? 

En los países desarrollados, el petróleo es la base de la economía, no en vano se le conocer como el “oro negro” precisamente por su gran valor. Desde sus orígenes hasta hoy en día ha permitido avances como plásticos, pinturas, lubricantes, asfaltos. Pero, ¿conoces cuál es su procedencia, cuáles son sus componentes o qué tipo de combustibles se obtienen de él? Te lo explicamos todo a continuación:

¿Cuál es el origen del petróleo?

Existen varias teorías sobre la formación del petróleo. Sin embargo, la más aceptada es la teoría orgánica que supone que se originó por la descomposición, a lo largo de una gran cantidad de años, de los restos de animales y algas microscópicas acumuladas en el fondo de las lagunas y en el curso inferior de los ríos.

PETROLEO

Poco a poco, esta materia orgánica se fue cubriendo con capas cada vez más gruesas de sedimentos, probablemente debido a los movimientos de las placas tectónicas. Una vez soterrados estos restos animales y vegetales y sometidos a altas presiones y temperaturas, las moléculas que los componían fueron “quebrándose”, en un proceso conocido como craqueo, para dar moléculas cada vez más sencillas.

Estas conclusiones se fundamentan en la localización de los mantos petroleros, ya que se encuentran en terrenos sedimentarios.

¿Cuáles son los componentes del petróleo?

La materia orgánica que hemos mencionado se transforma en hidrocarburos (compuestos formados de carbón e hidrógeno), con pequeñas cantidades de azufre, oxígeno, nitrógeno, y trazas de metales como hierro, cromo, níquel y vanadio, cuya mezcla constituye el petróleo crudo.

Es por eso que al encontrar petróleo lo primero con lo que nos topamos es con metano, la molécula más simple que se puede obtener combinando carbono e hidrógeno. A continuación observamos moléculas con una cantidad mayor de átomos de carbono e hidrógeno, como los derivados del propano (C3H6), del ciclohexano (C6H12), y del benceno (C6H6). Además de estos hidrocarburos podemos encontrar otros restos del craqueo, sulfuros orgánicos, compuestos de nitrógeno y oxígeno y pequeños restos de los metales antes nombrados.

Las propiedades de los diferentes componentes del petróleo cambian con su composición. De esta manera, el metano (gas natural), propano y butano son gases que usamos para la calefacción. Por otro lado, en cambio, los más pesados: ciclohexano o benceno son líquidos. En las refinerías de petróleo se calientan los diferentes componentes para conseguir separarlos. Así, las moléculas más sencillas se evaporan primero y después lo hacen las más complejas y pesadas.

La primera fracción que se evapora está compuesta por moléculas que tienen cinco, seis, y siete carbonos, usadas como disolventes. Posteriormente se separan las que tienen entre siete y once carbonos, que son las que se usan para obtener las gasolinas, hasta aquí todos a una temperatura menor que la de la de ebullición del agua.

Seguidamente se separan los componentes del keroseno y del diésel, que tienen entre doce y quince carbonos. Después encontramos los aceites lubricantes, con un punto de ebullición muchísimo más alto. Por ejemplo, el aceite de motor, puede estar operando todo el día a 120 ºC sin evaporarse en absoluto. Y para terminar el proceso se extrae el betún y el alquitrán que se utiliza para asfaltar carreteras.