CÓMO GESTIONAR LOS PUNTOS DE VENTA Y ADAPTARSE A LOS NUEVOS MODELOS DE NEGOCIO

El modelo de negocio de las gasolineras ha ido cambiando constantemente en los últimos años y han aparecido nuevas fórmulas. En la actualidad, una estación de servicio no es sólo un punto de venta de carburantes, sino que la mayoría de ellas venden otro tipo de productos u ofrece otros servicios. Es por ello que para gestionar los puntos de venta y llegar a nuevos públicos hay que tener en cuenta varios factores. A continuación vamos a enumerar 5 de ellos:

1.– Posicionamiento y estrategia

Es fundamental que cada red de gasolineras sepa diferenciarse de la competencia, para ello debe tener muy claro cuáles son sus principales puntos fuertes, sus características como negocio, sus clientes potenciales, quién es su competencia y quién es su competencia. A partir de ahí, se podrán definir estrategias de marketing para desarrollar los objetivos a conseguir.

2.- Personal.

Tanto en las estaciones de servicio tradicionales como en las desatendidas, hay que contar con el personal cualificado para desempeñar las funciones que le correspondan, ya sea en el despacho de gasolinas o en las tiendas e convivencia. En cualquiera de los casos, la atención al cliente que ofrezca el personal de la gasolinera será clave para fidelizar a la clientela.

3.- Servicios complementarios

Como hemos comentado, las estaciones de servicio ya no son sólo un lugar donde repostar gasolina, sino que cada vez más cobran importancia otras actividades que se pueden desarrollar en ellas y que permiten diferenciarse de la competencia. Es el caso del lavado de coches, el servicio de tienda o cafetería o de recogida de paquetes de correos, entre otros. Cada estación de servicio debe tener en cuenta que los nuevos servicios ton tan importantes como el de repostar carburantes.

4.- Mantenimiento y control.

Tanto en el caso de las instalaciones propias de la gasolinera (surtidores, terminales, túneles de lavado, etc.) como en los establecimientos de venta de otro tipo de productos, es fundamental un correcto mantenimiento para ganarse la confianza de los clientes y garantizar su satisfacción.

De igual manera hay que llevar a cabo un control preventivo de todas las instalaciones y asegurarse de que cumplen con la normativa vigente en materia de prevención de riesgos laborales y códigos de buenas prácticas.

5.– Redes sociales

Las gasolineras no deben ser ajenas al avance de las tecnologías y de las redes sociales. Es por ello que deben aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece el social media. La presencia en Facebook, Twitter, Instagram u otras redes puede ayudar a las estaciones de servicio a dar a conocer sus productos y servicios, su ubicación, los precios de sus carburantes o incluso a ofrecer promociones o resolver dudas o consultas de los clientes.